¿Quién puede hacer un contrato?

En el mundo legal, los contratos son una parte fundamental de las relaciones comerciales y personales. Sin embargo, no todas las personas tienen la capacidad legal para celebrar contratos. ¿Quiénes pueden hacer un contrato y quiénes están excluidos por la ley? En este artículo, exploraremos en profundidad quiénes pueden celebrar contratos, tanto desde una perspectiva de personas físicas como morales.

Personas Físicas

Las personas físicas son aquellas que tienen la capacidad legal para llevar a cabo actos jurídicos, como es el caso de celebrar contratos. En general, cualquier persona mayor de edad y con plenas facultades mentales puede hacer un contrato válido. Sin embargo, existen algunas excepciones a esta regla. Por ejemplo, los menores de edad, los adultos declarados incapaces por razones de salud mental y las personas que hayan sido declaradas en quiebra no pueden celebrar contratos válidos.

Menores de Edad

En el caso de los menores de edad, la ley protege su vulnerabilidad y establece ciertas restricciones en cuanto a la celebración de contratos. En general, un menor de edad no puede hacer un contrato válido, a menos que cuente con la autorización de sus padres o tutores legales. Esta autorización puede ser necesaria incluso para contratos considerados como beneficiosos para el menor, como la compra de bienes de primera necesidad.

Personas con Capacidades Mentales Restringidas

Las personas que han sido declaradas incapaces por razones de salud mental también están excluidas de la capacidad legal para celebrar contratos. En estos casos, se considera que la persona no tiene la capacidad para comprender plenamente los términos y consecuencias de un contrato, por lo que cualquier acuerdo que realice podría ser anulado por la ley.

Leer:  ¿Qué es un préstamo convencional?

Personas Morales

Las personas morales, como las empresas y organizaciones, también tienen la capacidad legal para celebrar contratos. En este caso, la capacidad para hacer contratos está determinada por los estatutos y documentos constitutivos de la entidad. En general, las personas morales pueden celebrar contratos en nombre de la entidad, siempre y cuando se respeten las disposiciones legales y estatutarias.

Empresas

Las empresas, tanto públicas como privadas, pueden celebrar contratos en su nombre. Para que el contrato sea válido, debe ser firmado por una persona autorizada por la entidad, según lo establecido en sus estatutos. En el caso de empresas públicas, es común que los contratos sean firmados por el representante legal de la empresa, como el director general o el presidente del consejo de administración.

Organizaciones sin Fines de Lucro

Las organizaciones sin fines de lucro, como asociaciones, fundaciones y cooperativas, también tienen la capacidad para celebrar contratos en nombre de la entidad. En estos casos, es importante que los contratos se realicen en beneficio de los fines estatutarios de la organización y que se sigan los procedimientos internos establecidos para la celebración de contratos.

Conclusiones

En conclusión, tanto las personas físicas como morales tienen la capacidad legal para celebrar contratos, siempre y cuando cumplan con los requisitos y restricciones establecidos por la ley. Es importante tener en cuenta que las personas menores de edad, las personas con capacidades mentales restringidas y aquellas que han sido declaradas en quiebra no tienen la capacidad legal para celebrar contratos. Por otro lado, las empresas y organizaciones pueden celebrar contratos en nombre de la entidad, siempre y cuando se respeten los procedimientos internos y estatutarios.

Leer:  ¿Cuánto cuestan las oposiciones de Correos? Descubre los detalles

Para revisar otros contenidos parecidos a ¿Quién puede hacer un contrato? puedes ir a la categoría Trámites.

Contenidos del artículo:

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir